lifeabogados.com
  • 1

    ¿Quién ha sido multado?

    MAN, VOLVO, RENAULT, DAIMLER, IVECO y DAF.

  • 2

    Tiempo de duración del cártel

    14 años, desde 1997 hasta 2011, ambos inclusive..

  • 3

    Camiones afectados por el cártel:

    Todos los que pesen 6 toneladas o más, de los fabricantes mencionados.

  • 4

    Situación del caso en la UE

    MAN, VOLVO / RENAULT, DAIMLER (MERCEDES), IVECO y DAF han reconocido los hechos y han llegado a un acuerdo con la Comisión. El caso, por tanto, es caso cerrado, lo que evita a los perjudicados tener que demostrar la existencia del cártel.

    SCANIA aún está siendo investigada y puede (es casi seguro) ser multada en el futuro. Las reclamaciones contra SCANIA, por tanto, deben esperar.

  • 5

    ¿Quién puede reclamar?

    Cualquiera que haya comprado o suscrito un contrato de financiación (leasing, renting) o de alquiler de un camión de las características indicadas en el periodo señalado.

    Cada afectado debe interponer su propia demanda, individualmente o agrupándose con otros, pero siempre en su propio nombre y derecho.

  • 6

    ¿Cuánto se puede reclamar?

    El sobreprecio debe ser calculado por un perito caso por caso. Es fundamental que el informe pericial sea preciso y razonable.

  • 7

    ¿Hasta cuándo se puede reclamar?

    Actualmente, en España, este tipo de acciones deben ejercitarse en el plazo de un año, desde que el afectado tuvo conocimiento de los hechos y del daño sufrido. Sin duda ninguna, los fabricantes defenderán que esto sucedió el día en que la Comisión publicó la nota de prensa informando del caso el 19 de julio de 2016. Sin embargo, tanto la jurisprudencia española como la normativa y tribunales europeos indican que el plazo empieza a contar cuando el perjudicado sabe qué daño ha sufrido. Hoy por hoy esto no se conoce; es más, ni siquiera se ha hecho pública la resolución que declara la existencia del cártel y la imposición de la multa a los fabricantes.

  • 8

    ¿Qué recomienda LIFE ABOGADOS?

    La prudencia nos lleva a recomendar “mover ficha” antes del 19 de julio de 2017, remitiendo a los fabricantes una comunicación reclamándoles el pago de los perjuicios sufridos, aun cuando estos no puedan cuantificarse aún.